Emprendedor Digital

Negocios Online | Emprendimientos | Fintech | Inspiración

Cuando se trata de una decisión tan importante como la adquisición de un inmueble, no todo es coser y cantar. En ocasiones, deshacerse de una casa es un proceso que resulta más complicado de lo esperado. Es posible que en el momento de ponerla a la venta se haya revalorizado mucho debido a los precios del mercado y no se encuentren compradores dispuestos a pagar su precio de venta o que, simplemente, necesitemos más tiempo.No es un préstamo hipotecario para una segunda residencia ni una hipoteca convencional.

Las hipotecas puente se han convertido en la solución para muchos vendedores que, a la vez, quieren convertirse en compradores.Tal y como explican desde iAhorro, se trata de un producto financiero que engloba la hipoteca del inmueble que se quiere vender, en caso de que no se haya terminado de pagar, y la de la que pasará a ser la actual vivienda. Básicamente, lo que permite es ganar tiempo. Tiene una serie de ventajas frente a una hipoteca tradicional, como pagar solo intereses con un periodo de carencia de capital hasta que el propietario venda su inmueble.A pesar de que podemos encontrar entre la oferta hipotecas puente de hasta 30 años, el periodo de carencia de capital que presentan solo es de entre 6 meses y 5 años. Ese será el plazo en el que tendremos que vender la anterior propiedad. De lo contrario, habrá que empezar a pagar las dos cuotas con normalidad asumiendo prácticamente dos hipotecas.Una de las principales desventajas sobre la hipoteca puente es que para que la entidad acceda a conceder esta doble financiación también solicitará dos inmuebles como garantía.

No existen muchas entidades bancarias en España que tengan entre sus productos hipotecas puente. No obstante, hay otras maneras de conseguir financiación extra para tu nueva casa si todavía estás pagando la hipoteca de la anterior.La más común es contratar una segunda hipoteca, aunque tampoco resulta sencilla. Las condiciones para su concesión suelen ser más estrictas que para una primera hipoteca, el porcentaje de financiación concedido apenas alcanza el 60% y el plazo de amortización es de hasta 20 años como máximo.

Otra opción sería solicitar una ampliación del préstamo hipotecario, de esta manera, podríamos conseguir la cantidad necesaria para adquirir la nueva vivienda, pero no optar a ventajas como la carencia de capital que ofrece la hipoteca puente. Por último, tener paciencia y esperar vender la casa antigua para después amortizar la hipoteca que tenemos y, a continuación, abrir una nueva para la vivienda que queremos comprar.

CRUZ Y LA CORONA,LA-LAS DOS HIPOTECAS DE LA HISTORIA DE ESPA

Cómo pagar su hipoteca en 6 a 8 años: Hábitos de riqueza de los ric...

Vistas: 29

Agregar un comentario

¡Tienes que ser miembro de Emprendedor Digital para agregar comentarios!

Únete a Emprendedor Digital

Comentario de Cienfonía Móvil el noviembre 30, 2021 a las 7:42am
Me gusta tu página: http://ganascontucel.webnode.mx

Socios

Accesa un gran número de recursos para desarrollar tu negocio en línea.