Luis Viloria, Emprendedor de la nueva era digital

Adela Lozada adeloza77@gmail.com.-

Luis Viloria es un empresario marabino que desde 1992 sembró raíces en tierras vigienses siguiendo los pasos de su padre Luis Viloria, a quien cataloga como un emprendedor nato y por ello le agradece enormemente haberlo impulsado para llegar aquí, pues en el transcurrir de 25 años ha logrado crear y promover diferentes proyectos empresariales en la ciudad de El Vigía.

Fue criado en una familia humilde junto a su mamá, Francisca Fernández, confeccionista de profesión,  quien les inculcó a él y a sus tres hermanos la importancia que por sobre todas las cosas tiene el Dios Todopoderoso, “soy cristiano, de orientación protestante y desde muy pequeño siempre hemos acudido a la iglesia para agradecer por la vida y aprender sobre todas las cosas de Dios”.

Se define como un hombre totalmente espiritual, trabajador, luchador, esposo, padre de familia, con muchos sueños y ganas de seguir adelante, por sus hijos, como grandes personas pues los cataloga como lo más grande que le ha dado la vida, “yo soy un dependiente de Dios y todo lo que tengo y espero ser está dentro de lo que él quiera hacer conmigo,  por eso,  cuando inicio cada proyecto y lo descubro soy exitoso”.

Cuenta que a los 13 años tuvo que dejar de estudiar para ayudar en el hogar y desde allí comenzó a desenvolverse entre los estudios y el trabajo para poder sacar el bachillerato y posteriormente el TSU en Administración, “durante este periplo hice varios trabajos, entre ellos lavar carros en un estacionamiento en Maracaibo para poder sacar mi título como técnico universitario, algo que sin duda valió la pena, pues desde allí comenzaron abrirse nuevas e interesantes oportunidades”.

Llegó a El Vigía cuando tenía 21 años y por su padre quien llevó a cabo varios emprendimientos, entre ellos con la Editorial Andina, la cual desplegó una fuerza de operación en la zona Sur del Lago, pero por cosas del destino y la caída del bolívar en esa época hizo que al final no se pudiera continuar, “de allí me dediqué a mi propio desarrollo, por espacio de dos años fui el administrador de la estación de servicio de La Blanca y luego ingresé a ferretería La Lucha en donde fungí como gerente encargado de la empresa durante 15 años”, ese paso lo ayudó a formarse en el área de construcción y comercialización de productos de ferretería y arrancar su propio negocio empresarial.

Varios han sido los emprendimientos impulsados por Luis Viloria desde la zona Sur del Lago, tierra que define como potencialmente importante, entre ellos las importaciones de piezas sanitarias orientadas a través de empresas para distribución al mayor, lo cual le permitió hacer exploraciones en países como China y Panamá, sin embargo, la situación económica del país no permitió el desarrollo de esta inversión, ello lo llevó a iniciar otro negocio desde Colombia, con la producción y distribución de caico y productos de arcilla vitrificada que luego de dos años en que ya el mismo generaba interesantes resultados de crecimiento económico no solo para él sino para quienes le acompañaban, se ha visto prácticamente truncado por el cierre de la frontera.

 

Impulso digital 

Dichos obstáculos le permitieron a Luis Viloria despertar proyectos que tenían dormidos y ponerse creativos como Easy Mall, plataforma que digitaliza inventarios de donde toman emprendimientos para a través de un  portal web vender y comercializar sus negocios, “es una estructura moderna, que incluye el manejo de redes sociales, desarrollo gráfico con alta impresionalidad y trabajamos muy de cerca con la tradición de las empresas para que no pierdan su identidad”.

Como un emprendedor de la era digital, sabe que el gran reto es educar al vigiense frente a la resistencia natural ante la aparición de diversas tecnologías, sin embargo, existen las nuevas generaciones que entienden y asimilan los nuevos procesos del mundo digital, “estamos haciendo un importante trabajo y sabemos que las generaciones entienden este impulso y todo lo que ello genera emocionalmente”.

Para nuestro emprendedor es necesario elevar la percepción exterior hacia El Vigía y zona Sur del Lago, pues aunque muchos no lo crean existe un enorme potencial desde muchas áreas productivas en la región, por eso, invita a esos pequeños emprendedores que decidan desenvolver sus ideas y las desarrollen hasta el final,  “mi reflexión es que ante una Venezuela posible nosotros como empresarios seamos el reflejo de las nuevas generaciones, demostrémosles que sí se puede luchar con lo que tenemos, por eso moldeemos esos comienzos para que ellos vean que sí es posible lograr del país algo mejor”.

Vistas: 26

Agregar un comentario

¡Tienes que ser miembro de Emprendedor Digital para agregar comentarios!

Únete a Emprendedor Digital

//Native Infeed //Google Analytics //Google Adsense